Combinar muebles oscuros en el dormitorio

Combinar muebles oscuros en el dormitorio

Tu dormitorio es el lugar donde duermes, te relajas y a menudo ves la televisión. En definitiva, es un lugar donde pasamos alrededor de un tercio de nuestra vida. Por este motivo, debemos prestar mucha atención a la decoración de cuartos y debemos hacerlo cómodo y elegante.

Cuando se trata de colores para amueblar el dormitorio, casi siempre se tienen en cuenta los colores claros, neutros y pastel, el negro en cambio se considera un color inquietante capaz de hacer que la atmósfera del dormitorio sea negativa.

La elección cromática del hogar, y del dormitorio en particular, tiene un impacto importante en la psicología y la emocionalidad de quienes viven allí. El exceso de colores solo contribuye a dar una sensación de caos al entorno, cansando en muy poco tiempo. La uniformidad y el rigor de una habitación de tonos oscuros, por otro lado, ofrecen sueños y momentos atemporales.

¿Cómo aclarar los colores oscuros?

Los muebles oscuros pueden dar a una habitación una cierta aura de elegancia. Sin embargo, no siempre es fácil iluminarlos de la mejor manera y no crear una separación clara entre su color y el de las paredes. Veamos algunos consejos para resolver este problema.

Un dormitorio negro

El negro en los últimos años es sinónimo de elegancia y puede ser una opción ideal para decorar dormitorios también porque le da un toque duro y elegante. No pienses en comprar solo muebles negros: elige la cama y el armario en este color y combínalo con tonos blancos o beige o brillantes para crear un fuerte contraste.

Una cosa importante es prestar atención a los detalles más pequeños de tu dormitorio, como los colores de las paredes y artículos como almohadas, cortinas y más. También recuerde que tanto los muebles como los otros accesorios deben mezclarse bien para que la habitación se vea elegante y refinada y encaje con el resto de la casa.

¿Y las paredes?

El dormitorio debe ser el lugar de la serenidad, con pocos estímulos que no sean los adecuados para la relajación. Por esta razón, muy a menudo hay una tendencia a optar por colores neutros para las paredes de este entorno. Tonos como la crema, el cáñamo, el beige gris o el beige rosa son particularmente populares en este momento, transmitiendo calidez y seguridad.

Confiar en un experto en estos casos puede ser útil. La experiencia ayudará, por ejemplo, a equilibrar algunos colores, que de otra manera corren el riesgo de ser un poco monótonos.

El marrón para tu dormitorio

El marrón, en todos sus tonos, siempre ha sido el color más utilizado para los muebles de dormitorio. Su uso está estrechamente relacionado con la presencia de muebles de madera, que van sobre todo en este tipo de ambientes.

Los tonos son variados, desde ceniza (muy claro) hasta ébano (particularmente oscuro). Por lo tanto, es muy fácil encontrar el tinte adecuado para ti. Un diseñador de interiores podrá estudiar cuidadosamente los tonos de los muebles, optando por un color que los complemente.

De hecho, tendemos a intentar dar continuidad de color a los muebles de madera, evitando una separación clara, al menos en el dormitorio. Las soluciones más atrevidas son más adecuadas para la sala de estar de la casa.

¿El blanco es un color ideal?

Entre los colores recomendados para el dormitorio, no puede faltar el blanco. Es uno de los más utilizados, especialmente en línea con el mobiliario más moderno, para un dormitorio bien iluminado. En combinación con muebles en tonos oscuros, se obtiene un contraste muy agudo, capaz de dar carácter a toda la habitación.

Artículos recomendados