post

En la mayoría de los hogares, la cocina es la gran protagonista al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche. Gente entrando y saliendo de camino a su próximo destino, tomando café y comida (y derramando bastante), reuniéndose para hablar mientras esperan la llegada de su comida de la estufa u horno y mucho más. Los pisos y las encimeras, paredes y electrodomésticos reciben una brutal paliza día tras día. Como centro de tu hogar, la cocina debe hacer que te sientas feliz por su apariencia, cómoda con sus materiales y funcional para tu forma de vida.

Me encanta la forma en que se ve

Necesitas amar la apariencia de tu piso de la cocina. Sus pisos deben complementar tu cocina y combinar con tu estilo. ¿Tienes gabinetes y encimeras tradicionales? ¿Estilo contemporáneo? Sea lo que sea, asegúrate de que su piso coincida con el tono de tu cocina. Dedica un tiempo a leer revistas caseras y Pinterest para tener una idea de los tipos de pisos que pertenecen a los diferentes estilos de cocinas.

Elige el material adecuado

Cada material de piso de cocina tiene sus propios pros y contras, así que familiarízate con lo que es importante para ti antes de elegir el piso de tu cocina.

Pisos de madera

Los pisos de madera dura son atemporales y duraderos. Y debido a que puede renovar los pisos, puede actualizar su aspecto sin reemplazar nada. Pero el mantenimiento y la protección pueden ser un poco complicados; por ejemplo, debes tener cuidado con los derrames porque la humedad puede arruinar la madera. Y la madera dura es más costosa que muchas otras opciones y tiene limitaciones en cuanto a dónde puede ir.

En la segunda parte seguiremos viendo más opciones para que puedas elegir algún piso para tu cocina.